Entradas

Siete principios básicos que nos ayudan a crecer como personas

Algunos principios

Algunos principios básicos

Hay muchos más que siete principios básicos para casi todo. Estos son para ti, para que te quieras y te cuides.

Las mujeres tenemos un infinito potencial y grandeza que vive en nosotras mismas. Piensa solamente en la belleza, la majestuosidad, el amor y la fuerza de crear vida que habita en cada una de nosotras. Tenemos también una mente subconsciente que podemos utilizar para nuestro bien. Si somos capaces de recordar esto cada día, haríamos de este mundo un paraíso continuado.

Hay siete principios básicos o temas que voy a mencionara para que vayas repasando un poco esas cosas que no siempre tienes al día y que te ayudan a crecer.

 

Conocerse a sí mismo

Autoconocimiento

 

 

 

 

 

 

 

 

1. Conocerse: la búsqueda de uno mismo.

Está claro que algunas personas no se han planteado quién son y que quieren en su vida, ya que seguimos la inercia muchas veces automática, de los acontecimientos y de lo que se espera de nosotros.

Conocerse a uno mismo es saber quién eres y dónde quieres ir. No es solamente hacer el rol de madre, hija, empleada, emprendedora, o cualquier otro.

Conocerse a uno mismo es valorarse, amarse, quererse, saber tus fortalezas y tus debilidades. Es conseguir encontrar el equilibrio entre lo que eres y lo que haces o dices y piensas.

 

Igualdad y diferncia

Iguales y diferentes

2.  Igualdad y diferencia

Cada uno de nosotros somos un ser único y perfecto. Lo que tú ves, oyes, sientes, respiras, comes o piensas es sólo parte de ti, por lo tanto eres única. Has nacido como ser humano completo, creativo, con recursos, por lo tanto la perfección está en desarrollar todo ello de forma equilibrada, para llegar a ser lo mejor que puedas ser. Nuestros pensamientos y creencias nos condicionan. Nuestros miedos, juicios y comparaciones nos frenan y obstaculizan.

Somos seres humanos, lo que nos hace iguales, y a la vez diferentes cada uno en sí mismo. Y esa es la grandeza. La diversidad enriquece, motiva, mueve. Si todas las flores fueran exactamente iguales sería muy aburrido, sin color, ni fragancia y esa es la grandeza y la diferencia.

Salud y Bienestar

La salud y el bienestar

 

 

 

 

3. Salud y bienestar.

La salud es algo que debemos cuidar. Nuestro cuerpo refleja y acusa cuando lo tratamos de forma equivoca. El cuerpo es sabio y se queja. Muchas dolencias son por lo que lo forzamos, comemos de más o de menos, dormimos demasiado o poco.

El equilibrio entre comida, ejercicio y descanso es importante. Así mismo darse cuenta de lo que pensamos y sentimos, de cómo nos afecta y nos ayuda o perjudica.

Las emociones que no hemos podido resolver, los miedos, los dolores emocionales nos pasan factura y nuestro cuerpo nos lo advierte. Muchas dolencias con una buena actitud, un cambio de hábitos y de mentalidad podrían dejar de molestarnos.

Educación, formación ydesarrollo

Educación, formación y desarrollo

4. Educación, formación y desarrollo

Las personas empoderadas conoces sus necesidades, por lo que se esfuerzan en educarse, se forman para ser mejores. Desarrollan aptitudes que les apoyen y beneficien en lo que desean para sí mismos y su crecimiento personal. Buscan quien les ayude, formadores, mentores, coaches para ayudarles a superarse. Saber pedir ayuda, no es ser débil, es saber lo que necesitas para mejorar constantemente.

Mentes positivas

                       Mentalidad Positiva

 

 

 

 

 

 

5. Mentalidad

Las personas empoderadas cuidan sus pensamientos, emociones, palabras y acciones. Se puede aprender a controlar las emociones de forma óptima para nosotros y nuestro entorno. Podemos cambiar nuestra forma de pensar cuando ello no nos está ayudando a avanzar en nuestros objetivos. Las palabras son armas eficaces para quien sabe utilizarlas correctamente y de forma positiva.

Tener cuidado con lo que piensas, sientes y haces es la forma en que puedes rendir y mejorar, para crecer y empoderarte.

La mentalidad es lo que hace que seas un ganador o perdedor. Las personas con éxito se cuidan para tener una mentalidad de ganador.

Compromiso y sinergia

                  Compromiso y sinergia

6. Compromiso y sinergia

Una de las bases realmente para hacer cualquier cosa, sea lo que sea, en cualquier campo o actividad que quieras desarrollar es la de tener compromiso. Sin compromiso no hay acción, ni desarrollo, ni nada. “Compromiso es la obligación que se contrae”, en este caso primero contigo y luego con lo o los demás. Con compromiso tu mente se pone en marcha para empezar a resolver “el cómo y el que vas a hacer”.

Sinergia es una palabra que quiere decir que la suma de los esfuerzos o conocimiento de varias personas (en este caso) dan un resultado superior al de una sola.

Por eso, siempre que sea posible, es interesante juntarse con otras personas para que ayudándonos y apoyándonos los unos con los otros consigamos un mejor resultado tanto si es en conjunto, como de forma individual.

Regalar y agradecer

                   Regálate y agradece

 

 

 

 

 

 

 

7. Regálate y agradece 

Estamos acostumbrados a hacer trabajos por encargo o para nosotros. Cuando es remunerado estamos contentos ya que es lo normal. Lo que pasa que hay muchos pequeños y grandes trabajos que hacemos cotidianamente o de forma esporádica de los cuales no somos conscientes y que a veces requieren un esfuerzo extra, una dedicación diferente, o un tipo de aprendizaje que nos pasa desapercibido. Para todo aquello cotidiano que no te gusta hacer, que te fastidia, que está fuera de horario o que no sabes en ese momento y acabas por resolver. Para todo ello es importante gratificarse de vez en cuando.

Es importante darse cuenta de las muchas acciones que hacemos y no damos importancia y por ello hay que parar y darse cuenta de lo maravillosas que somos. Por todo eso hay que auto regalarse y agradecerse.  No importa cómo ni que, solo parar y tener conciencia de ello, para quererse un poco más y darse cuenta de nuestra propia valía. Regalarse es algo bueno para el alma y la mente y no necesita ser ni grande ni pequeño, solo hacerlo. Lo mismo con las personas de nuestro entorno que se esfuerzan también y que desde luego apreciarán un soplo de aire fresco en su labor cotidiana.

Si te ha gustado y quieres dejarme un comentario, te contestaré con mucho gusto

¿Te agobia el temor a equivocarte?

Miedo y dudas

¿Qué elegirás?

Si te fijas en los niños pequeños, no sienten temor a equivocarse.

Los bebés, se caen, se levantan y vuelven a empezar. Ellos no saben de temores, ni de errores, sólo es un aprendizaje.

Hemos adquirido los conceptos de error o equivocación porque la sociedad los penaliza, como si tuviéramos que ser perfectos desde el primer instante.

“Hemos venido a este mundo a aprender

Si Edison hubiera desistido no tendríamos la maravillosa bombilla que salió de su perseverancia. El decía que no eran errores ni fracasos, tan solo eran opciones diferentes para conseguir aquello que quería.

Penalizar el error, o el fracaso que son dos palabras diferentes nos lleva al temor, al miedo.

¿Cómo superarlo?

Temor a aceptar

Aceptación o temor

 

 

 

 

 

 

 

 

1. Aceptación

Acepta que sientes este temor. Nota el sentimiento en tu cuerpo y dile: ¡gracias ya te puedes ir!

La aceptación ayuda a asimilar mejor ese sentimiento y nos evita el culpabilizarnos por ello. Si notas ese temor y lo asimilas como normal, significa que puedes dejarlo marchar sin que te bloquees.

Acepta que no todo lo que haces debe ser perfecto. El reto está en hacer las cosas, de este modo una vez hecho ya sabes el resultado. Si no está bien puedes mejorarlo. También puedes pedir a ayuda personas que te puedan enseñar o explicar  cómo verlo o hacerlo de otro modo. Puedes apoyarte en profesionales que ya tengan experiencia o sean especialistas.

Cambio a nuevo

Lo de siempre o cambias por algo nuevo.

2. Cambio

Significa que has de cambiar la forma en que entiendes lo que crees que es equivocarse.

El diccionario de La Real Academia Española dice: Tomar desacertadamente algo por cierto o adecuado. “Al escribir la dirección, he equivocado el número del portal”.

Te puedes equivocar de camino si no conoces la ruta. Retrocedes y vuelves al cruce donde tomaste una calle por otra, sencillo. O como en el ejemplo de la RAE se equivoca de número, sólo tienes que rectificarlo.

Recuerda como lo hacen los niños, van probando, tanteando. Se caen y vuelven a probar una y otra vez. No dejan de hacerlo hasta que lo consiguen. ¿Cómo crees que hemos aprendido a andar?

Si no lo pruebas una primera vez ¿cómo sabrás si lo haces bien o no? Aprendemos fallando. Puedes valorar y cambiar el enfoque o los parámetros para la próxima vez.

Piedras tu tejado

No te tires piedras a tu propio tejado

 

 

 

 

 

 

3. Autoestima

Tú crees que si te equivocas es: porque no lo sabes hacer, o porque eres tonta, no eres capaz….Podría seguir con un montón de frases que van bajando tu autoestima.

Mucho mejor es pensar que nos equivocamos cien veces cada día en un montón de cosas y no necesitamos “tirarnos piedras al tejado” por ello, ni hundir nuestra autoestima. Simplemente solemos volver a hacerlo. “Rectificar es de sabios” seguro que lo has oído mil veces. No te infravalores. Tú eres capaz de aprender y de mejorar constantemente.

La sabiduría

El Maestro Yoda o la sabiduría.

Recuerdas la frase: “La práctica hace al maestro”, pues aplícatelo.

Si quieres te puedo ayudar a superar tus inquietudes, aprender a aceptar los temores, las decepciones y superarlos  haciendo algunos cambios que te equilibrarán y  aumentarás también tu autoestima. Ten confianza y ponte en marcha.

Espero que te haya servido. Deja un comentario si te interesa este tema o algún otro.  Gracias.